↑ Volver a Conociendo la escuela

Libertad

Se reconoce a los niños y niñas y jóvenes su condición de “última versión” de la humanidad.

Esto significa que tienen derecho a revisar todo cuanto se les muestre, aunque no puedan descartarlo sin alguna clase de reflexión.
Se reconoce a los niños y niñas los derechos básicos del aprender:

  • Aprender a su tiempo.
  • Aprender lo que quieren aprender.
  • No aprender aquello que no quieren aprender.

El respeto por estos derechos es esencial para no afectar la capacidad propia de aprendizaje que cada ser humano posee y que una educación “voluntarista y dirigista” anularía en muchísimos casos.Los jóvenes gozan de iguales derechos sólo que supeditados a una responsabilidad creciente sobre su propia vida y su destino, así como a decisiones sobre el futuro de su vida laboral o de estudios superiores.